Julio Rosas Huaranga

Fundador de Acción Cristiana

Te escribo muy cordialmente para saludarte y hacer de tu conocimiento que, ante la grave crisis política y social, consecuencia directa de la crisis moral y de valores que vive nuestra nación, un grupo de ciudadanos hemos asumido el reto de formar Acción Cristiana, un partido político inspirado en los principios eternos de nuestro señor Jesucristo, que son parte de la formación histórica y cultural de nuestro pueblo.

Aspiramos que tu familia y la nuestra vivan seguras y tranquilas en una sociedad libre de violencia y corrupción, donde se garantice el reconocimiento de la persona humana e igual acceso de oportunidades para todos sin acepción de personas, con confianza en sus instituciones y sus gobernantes.

Creemos firmemente que la verdad es el fundamento irreemplazable de la justicia, y que la paz es fruto de ésta. Ambas, verdad y justicia es lo que anhelamos promover en la sociedad, a través de un Estado que esté al servicio genuino de la nación.

Afirmamos que el respeto a la vida humana, la familia y la libertad son la base y fundamento de nuestra sociedad. En consecuencia, su defensa irrestricta debe ser parte esencial de toda política pública destinada a lograr el pleno desarrollo de la persona humana.

Nos comprometemos a preservar y defender la soberanía jurídica e independencia política de nuestra nación frente a las amenazas de toda imposición ideológica, económica y/o política, buscando preservar así las libertades y derechos de todos los peruanos sin distinción alguna.

Por eso, te invitamos a formar parte de Acción Cristiana, y contigo trabajar juntos por un Estado con verdadera vocación de servicio al prójimo, por una justicia fundada en la verdad y el respeto irresoluto de la dignidad humana.

Que Dios nos asista y bendiga el Perú

Cerrar menú