PRINCIPIOS DE ACCIÓN CRISTIANA

1
Asumimos el compromiso en defensa de la dignidad de la persona humana porque es inherente e irrenunciable.
2
Defendemos el derecho a la vida de todas las personas, desde la concepción hasta su muerte natural.
3
Reconocemos y defendemos a la familia como fundamento de la sociedad, y promovemos el matrimonio como la unión entre el hombre y la mujer.
4
Luchamos para que la política se base en la moral y sirva al bien común. Reorganizaremos el Estado para que esté al servicio de la persona, defendiendo su libertad, respetando sus derechos y velando por su bienestar
5
Crearemos condiciones para que empresarios y emprendedores generen riqueza y empleo digno. Eliminaremos las barreras burocráticas y simplificaremos las exigencias para el desarrollo de la libre empresa.
6
Promoveremos una educación de calidad para toda persona, respetando los valores y principios de la familia. El rol del Estado en la educación complementa y no sustituye la función formativa de los padres de familia.
7
Fomentaremos normas jurídicas basadas en la justicia y la verdad, aboliendo toda terminología ideológica contra los legítimos derechos humanos.
8
Fortaleceremos la seguridad ciudadana, combatiendo la delincuencia y todo acto de violencia que atente contra la dignidad humana.
9
Defendemos nuestra soberanía e independencia nacional de toda intromisión extranjera que atente contra nuestros valores culturales y tradicionales, protegiendo la integridad territorial y moral del Perú.
Reconocemos a las fuerzas armadas y policiales por defender la patria.
10
Nuestro compromiso es trabajar juntos en bien de todos los peruanos, inspirados en los principios cristianos de servicio, justicia, verdad y libertad.

Cerrar menú